Los CAMBIOS abruptos del CLIMA pueden alterar la PIEL

La acción enzimática por la producción de proteínas y de lípidos, el contenido de agua y la temperatura son los factores que más afectan la piel. Por eso, “los cambios climáticos, incluidas las variaciones de humedad ambiental, muchas veces pueden perjudicar el aspecto de la piel”.

En general, y aunque cada piel es un mundo aparte, el viento y el frío y sobre todo su llegada repentina requieren que la piel reciba mayor cantidad de lípidos (grasas) a través de los productos de limpieza.

“Para que la piel tenga buenos componentes es necesario que el organismo los produzca a través de lo que ingiere”. A veces el carácter superficial de la piel hace olvidar que es un órgano y que, como tal, depende de la alimentación y mucho, ya que se renueva diariamente, por ello es MUY importante mantener una alimentación balanceada y sin excesos.

¿Cómo influye el cambio del tiempo a través de los años en la piel?

Con la edad nuestra piel sufre más con el frío, viento o radiación solar. Según van pasando los años, la capa más superficial de la piel se vuelve más fina, lo que supone que esté mucho más desprotegida. Parece más delgada, pálida y transparente; y que sea más vulnerable a los envites de nuestro clima. En zonas de clima continental donde el ambiente es frío, seco y con viento, existe la posibilidad de que la piel se deteriore y sufra más con el paso de los años.

Consejos

  • Realizar una higiene cutánea por lo menos en forma diaria o hasta dos veces por día en la zona de la cara.
  • Después de la limpieza matinal, realizar una preparación del rostro hidratándolo según indicación del profesional.
  • Realizar la limpieza del rostro por la noche para desprender las sustancias que se puedan haber adherido durante el día.
  • No utilizar, en lo posible, sustancias demasiado perfumadas o coloreadas.
  • No utilizar productos que produzcan una oclusión de los poros para disimular problemas (es muy frecuente en los jóvenes con acné) porque justamente eso perjudica las posibilidades de renovación.
  • Acudir a un centro especializado de belleza para recibir una mejor orientación sobre los cuidados que requiere cada tipo de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *